“A veces buscamos lo que todavía no estamos preparados para encontrar” Libba Bray

Estamos en la era de la inmediatez, queremos conseguir todo ¡ya! Todo lleva su tiempo. Si estamos cambiando radicalmente de vida, lo más probable es que nuestro entorno tarde en resultarnos favorable y satisfactorio.

Somos como niños caprichosos que patalean cuando no consiguen lo que quieren. Otras somos como algunos adolescentes que se creen que se pueden comer el mundo. Y otras somos ancianos cansados de caminar sin rumbo, víctimas del destino y del trascurso implacable del tiempo.

Lo primero que necesitamos es ser conscientes de que somos nosotros los que tenemos que cambiar primero. Conocernos, aceptarnos, querernos, descubrir nuestras pasiones, sacar nuestra esencia y lo mejor de nosotros mismos, y así podremos trabajar en lo que nos gusta y hacemos bien, y atraer y relacionarnos con personas que nos fortalezcan y potencien.  Encontraremos esas relaciones y entornos que queremos, cuando previamente seamos las personas que están preparadas para ello. Si nos pasamos todo el día criticando a los demás, si no nos atrevemos a soñar en vivir a nuestra manera, si no somos esa persona con la mente y el corazón abiertos, no podemos pretender conseguir: ni una relación amorosa sana, ni una realización personal y profesional.

Alcanzar la cima de una montaña no se hace en un abrir y cerrar de ojos. Necesitamos no sólo la valentía de soñar, sino también la disciplina y la instauración de hábitos que nos permitan entrenarnos física y mentalmente. También necesitaremos la actitud y la fuerza mental que sostenga el coraje de resistir el cansancio, el miedo y las dificultades que vayan surgiendo por el camino. Sólo así conseguiremos la osadía de atrevernos a empezar el ascenso, y continuar sin desfallecer hasta llegar a la cima.

¡Preparémonos con ilusión en ser personas que nos encanten! Aceptemos el tiempo de preparación con la sabiduría de saber que es parte del camino. Celebremos y valoremos esos pasos que estamos dando para ser esa persona que queremos ser y que es la que realmente somos en esencia.

 

¡Hasta pronto guapísimos lectoras / lectores!

 

Un abrazo tierno y fuerte,

 

 

Share this post

Deja un comentario


X