Ahora que tengo más consciencia, ¿por qué sigo sin encontrar pareja?

La inconsciencia a la hora de encontrar pareja

La pareja es un concepto natural porque el mundo es dual

 “Es imposible que no tengas pareja”. Con esta idea comienza Enric Corbera en un video suyo de Youtube muy recomentable: “¿Por qué no encuentro pareja?”. Lo siento si no has visto el video y te hago un poquito de “spoiler”. Al principio Enric Corbera nos dice que todos y todas, pero todos y todas, tenemos pareja. ¿En serio? ¡Pues yo sin enterarme! Todo está polarizado, nosotros estamos polarizados. Todo es dual, el mundo y nuestro mundo: positivo-negativo, yin-yang, luz-oscuridad…  Todos vivimos en la dualidad dentro de nosotros (nuestra energía masculina y nuestra energía femenina) y en relación con el otro (mujer / hombre). Todos tenemos pareja de forma inconsciente, aunque creamos que no, y es ahí donde ponemos realmente la intención, nuestra energía, que no tiene por qué coincidir con el concepto de pareja consciente que hayamos construido cada uno. Si no tienes pareja en este momento y quieres tenerla, ¿qué o quien ocupa su lugar? ¿tu trabajo? ¿tus hijos? ¿un o una ex?…

Vivir en pareja es una de las posibilidades cuánticas a nuestro alcance

Según la física cuántica, existen diferentes posibilidades, diferentes realidades, con o sin pareja y ¿quién las elige? Es como si se rodaran diferentes posibles guiones, diferentes películas y elegimos entre todas una. Seguramente conoceréis el video “¿Y tú qué sabes?” . Es una película completa para verla con tiempo y desde la calma. Nos explica entre otras muchas ideas de la física cuántica, que lo que vivimos, no es nuestra única posibilidad. ¿Quién es el director y productor de la película? Aquí hay una buena y una no tan buena noticia. La buena es que el director somos nosotros/as. La no tan buena es que es en un 99% de ocasiones, la parte de nosotros/as que decide es el inconsciente. En el caso de que no tengamos pareja y la deseemos, seguir creciendo y sacando lo mejor de nosotros preparará el terreno para su gran aparición, y así propiciando la posibilidad de vivir dentro de todas las posibilidades, elegiremos con consciencia vivir plenamente en pareja. ¡Suena facillito! ¿Verdad? Ante este desconcierto creo que la mejor decisión es vivir con la serenidad de que la pareja aparecerá en el mejor momento. ¡Y no estamos solos! Hay formas conscientes para poco a poco llegar a conseguir vivir en plenitud con una pareja, tu pareja.

Un bloqueo muy frecuente es la propia parte exigente del deseo

El deseo obsesivo bloquea. Anhelar tener pareja no es en sí mismo un impedimento, porque es necesario saber lo que queremos para poder conseguirlo. Además, si es un deseo de nuestra alma, la fuerza y energía que potencialmente podremos depositar es enorme. Lo difícil de todo esto es cuando tarda en cumplirse nuestro deseo de encontrar pareja y la fe se tambalea, y en la esperanza, su verde se va descoloriendo. ¿Entonces cuál es el problema? ¿Por qué es el propio deseo la causa de nuestro bloqueo? ¿Por qué nuestra más valiosa arma nos ataca? ¿Por qué pasa como en el cáncer, que el propio crecimiento celular desbordado es la causa de la enfermedad?  Pues porque la exigencia del deseo proviene del miedo de que no llegue, lo que reduce la energía positiva y la focalización. En términos espirituales se distorsiona nuestra petición al Universo. Éste percibe más el mensaje “Dámelo ya porque no veo claro el conseguir pareja” que el mensaje amoroso “Confío en que la pareja vendrá en el momento idóneo porque me entrego a algo superior a mí que sabe lo que más me conviene”. Los ejercicios que limpian nuestra energía, apaciguan nuestra mente y abren nuestro corazón son los idóneos para prepararnos para el encuentro de nuestra futura pareja: shiatsu, masajes sensitivos, baile como cinco ritmos, río abierto o movimiento auténtico. Técnicas para gestionar las emociones como la bioenergética, o para aprender a mostrarnos cada día más auténticos como el clown esencial. Todas estas técnicas las fusiono en los encuentros de Trabajo Corporal Integrativo. Te animo a que encuentres tu forma de nutrirte de energía, calmar tu mente y ensanchar tu corazón.

La paciencia no es solamente la capacidad de esperar, es cómo nos comportamos mientras esperamos” Joyce Meyer.

Todo lo importante y transformador requiere su tiempo. La forma en la que esperamos es decisiva. La percepción del tiempo la acorta psicológicamente el disfrute, y esto es algo que hemos experimentado todos. Los cinco minutos de besar a alguien que te gusta no transcurren igual que los cinco minutos de un análisis de sangre. No sólo influye la paciencia en la consecución de nuestro objetivo de tener pareja, sino en nuestra propia forma de vida. Contra más liviana y satisfactoria sea nuestra manera de vivir, será más feliz y efectiva, en contra de las creencias “judeocristianas” que premian el sacrificio.  Así que ¡a disfrutar se ha dicho! ¡A conectar con tu niño interior que sabía pasárselo en grande y hacía lo que le gustaba con la sencillez de conectar con el cuerpo y el corazón, escuchándose a sí mismo! ¡Que vivía sin preocupación y sin mirar el reloj!

Recuerda que todo llega. Sino ha llegado esa persona, es porque todavía estás “casado o comprometido” con algo o con alguien, aunque tu consciente no lo haya detectado. ¿Qué beneficios sacas de seguir soltero/a? Sólo siendo honestos en profundidad con nosotros/as mismos/as podemos detectar lo que ha de cambiar, los miedos y el tipo de bloqueo que más inciden en nosotros para que la atracción natural en la vida, pueda seguir su curso.

“Tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti mismo que has construido contra el amor” Rumi

¡Hasta pronto!

Un abrazo

 

Autor de la fotografía

Share this post

Deja un comentario


X