El humor es algo muy serio y mi hermano Alfonso Martínez EL MORA lo sabe

Desde que éramos pequeños, mi hermano Alfonso, ha sabido hacerme reír en cualquier circunstancia, ¡hasta cuando estaba mosqueada con él! El enfado se me pasaba porque no podía compaginarlo con la risa. Ahí ya empecé a descubrir el poder del humor. Los padres son nuestros patrones a seguir desde la más tierna infancia. Alfonso ha heredado la sutil ironía de mi madre y la ocurrencia fresca de mi padre.

Mi hermano Alfonso Martínez EL MORA es músico, cómico, youtuber, cantautor, showman… Os recomiendo fervientemente seguirlo en su canal de youtube, por las redes sociales, o si queréis, como suele decir él en algunos de sus shows, también lo podéis seguir por la calle. Lo admiro profundamente. Es una persona ocurrente, talentosa, inteligente y muy atractiva. Se necesita ser muy listo para tener sentido del humor y diseñar la forma de despertar el humor ajeno. Las inteligencias emocional, interpersonal, intrapersonal, lingüística y espacial que requiere un humorista, están infravaloradas. El humor es algo muy serio y mi hermano lo sabe.

Con técnicas de neuroimagen, observaríamos que el humor se forma en la central de detección de errores localizada en el centro del cerebro, justo encima del cuerpo calloso, donde se conecta el hemisferio izquierdo (visión lógica) y derecho (visión artística). En la central de errores sincronizamos la parte lógica e ilógica cuando estamos escuchando un chiste. Al detectar el error y al poder tener una visión más global donde juntar lo lógico y lo absurdo, nos recompensamos con la liberación de dopamina, que nos provoca placer (liberamos la misma dopamina que con la música, la comida y el sexo). Al reírnos hemos sabido utilizar el cerebro a nuestro favor, de forma rápida, ágil y flexible. Hemos sido realmente inteligentes al conectar los dos hemisferios y sacar beneficio de la situación.

Si te sientes jodid@, con rabia o tristeza por la pérdida de alguien o algo, la mala noticia es que el humor por sí sólo no hará que desaparezcan estas emociones negativas. La buena noticia es que el humor te ayudará a abordar estas emociones, a desdramatizar la situación, a conectar con los demás y a sobrellevar las tensiones que vayan surgiendo.

El humor es más que una manifestación de defensa psicológica, es una fuente muy potente de energía que nos aporta beneficios en todo nuestro ser: cuerpo, mente y espíritu.

Reír nos ayuda a mantener un cuerpo todavía más divino del que tenemos. Según el artículo de la revista “Muy Interesante” de mayo del 2016: “cien carcajadas equivalen más o menos entre 10-15 minutos de bicicleta estática”. No sé vosotros, pero yo me inclino más por reír. A mí la bicicleta estática me aburre un poquillo.

El humor es un gran analgésico y preventivo natural, que activa nuestro sistema inmunológico, sin efectos secundarios (lo de partirse de risa no es literal) y sin creación de dependencias. ¡Donde va a parar unas risas a una aspirina!

Ah, y otro aspecto a tener en cuenta, reírse en sí es gratis o barato, en el caso de espectáculos, si tenemos en cuenta todos los beneficios que nos aporta.

¡Así que a reír se ha dicho! Reúnete con personas sanas emocionalmente y que tengan un sentido de humor parecido al tuyo. Abre tu mente y tu corazón. Conecta con la gente. El humor nos da señales de esa conexión. Conviértete en la persona que admiras: desarrolla tu sentido del humor, utilízalo como un puente de conexión y recárgate de energía.

¿Utilizas el humor en tu vida? Me encantará si dejas tus comentarios.

 

¿Hasta pronto guapísim@s lectores?

 

Un abrazo bien fuerte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share this post


X