“El silencio habla” Eckhart Tolle

Diez días en silencio, para una persona como yo que siempre ha parloteado sin parar, ha sido revelador.
Este verano he realizado “un viaje al interior”, un retiro de vipassana, recibiendo sabiduría de Lola Feliu, Gosh Posh, Peter Hansen, Covadonga, de mis maravillosos compañeros de viaje y de mí misma, en un entorno muy especial, “la Arcadia”.
Este breve escrito no es para explicar mi experiencia, ni para decir “xorradas”.
Sólo quiero expresar que el silencio es una oportunidad única para escuchar nuestro ser, que es el que sabe lo que nos conviene en cada momento.
Aceptarnos y rendirnos a cada instante, esa es nuestra paz.
Conectar con el ahora para ser, ese es gozo de la vida.
Y así, andar serenos, sabiendo elegir el camino y disfrutándolo.
Aceptación del momento, fe y acción reveladora para llegar a donde queremos. Paradójico, aparentemente contradictorio; como me dijo estos días un amigo, jodido, a la vez liberador y cierto.
Todo esto en realidad no sirve de mucho si no lo vivimos cada uno.
Necesitamos ser valientes para quitarle peso a la mente y dárselo al corazón.
¡Vivamos el silencio para apaciguar nuestra mente y vivir cada día con un poquitín más de consciencia!
¡Hasta pronto guapísimas y guapísimos lectores!

Un abrazo tierno y fuerte,

Share this post

Deja un comentario


X