“¡Mama, que guapa estás desnuda! Te pareces a Marilyn Monroe”

Cuando no se necesita reconocimiento, éste se manifiesta por ser el propio reflejo de nuestra autovaloración

Cuando las palabras del título de este post provienen de mis hijas de 18 años y 21 años, su valor no tiene precio

Ya pasaron esos años donde mis hijas me miraban embelesadas y yo me las podía comer a besos. Mi madre es una mujer muy sincera, y sobre todo entre las mujeres hemos perpetuado este valor. Con esto quiero decir que mis hijas en la actualidad, si me dijeron ayer que me veían guapa, estoy segurísima que no fue por agradar. Justo están saliendo de la crítica adolescente que les ha permitido forjar su individualidad.

Ayer me iba a dar un baño y salí desnuda al comedor mientras ellas estudiaban en el sofá de casa, cuando mis hijas dijeron: ”¿Has visto lo guapa que está mamá? ¡Estás más guapa así que vestida! ¡Te pareces a Marilyn Monroe!”. Tengo 50 años. Mis curvas se han acentuado, han cogido descaradamente volumen y mantienen su belleza con el paso del tiempo.

Justo ayer venía de bailar sevillanas y rumbas con amigos en la Feria de abril de Barcelona. Mi cuerpo, mi mente y mi espíritu regresaban a casa con esa sensación liviana que nos proporciona el disfrute de conectar con nuestra esencia, haciendo lo que nos apasiona. En ese momento, más que nunca, mi cuerpo irradiaba la belleza de mi esencia.

Mis hijas tienen razón, soy una mujer bella. ¡Todos somos bellos! Sentirnos guapos por dentro y por fuera es la preparación para empezar a aprender a conectar con nuestro interior, con nuestra alma. Sólo nos podemos escuchar si sentimos que tenemos algo importante que decir. Sólo podemos amar si primero nos amamos a nosotros mismos, con independencia de lo que hagan los otros. ¡Que facilito decirlo! ¿Verdad? ¡Sobre todo con creencias de la infancia y heridillas del pasado! Vale, no es fácil, pero es un proceso que vale la pena. O mejor dicho, vale la alegría de conseguirlo.

Esto es como cuando una mujer se pasea desnuda con intención seductora por delante de un hombre y se siente guapa. No necesita con exigencia que su mirada o sus palabras la piropeen, ni se siente un objeto, porque la confianza y conexión que tiene con ella misma también la deposita en él. Simplemente disfruta del regalo de oírlo de su boca o de sus ojos.

Desnudar el cuerpo aceptándolo y valorándolo, tiene similitud con el sentido de desnudar el alma, sacando lo que somos realmente, mostrando nuestra vulnerabilidad, aceptando nuestra oscuridad y la del otro, pensando con el corazón.

Cuando el conocimiento, la valoración y la conexión con nosotros mismos y con el otro, que nos permite amar de forma sana, necesita acompañamiento

Implanto cada martes charlas gratuitas, unas sobre “La Pareja y yo” y otras sobre “Cómo mejorar mi economía”. En las charlas sobre la pareja, he comentado en más de una ocasión que contratarme a mí u a otro profesional para abrirse a la relación de pareja, para encontrarla y/o para cuidarla no es algo imprescindible. Yo sí necesité acompañamiento. Yo no siempre pensé que era una compañía valiosa. Yo he necesitado ayuda a nivel individual y a nivel grupal con trabajo corporal integrativo (baile, masajes y otras técnicas corporales), por eso ofrezco Sesiones individuales, Talleres sobre la pareja, Círculos de hombres y mujeres, y Retiros Urbanos de “Cómo vivir abierto/abierta a la relación de pareja”, para entregar a los demás, lo que otros me mostraron y me siguen enseñando. Todas estas actividades se pueden consultar en el calendario de la web redescubrelapareja.com.

Cuando los espejos honestos de hombres y mujeres nos dan la información que nosotros solos no somos capaces de ver

En las sesiones individuales se puede profundizar y realizar un trabajo sistémico más personalizado. En los talleres se pueden presentar conocimientos que nos ayuden a integrar los aspectos sobre las relaciones que queramos tratar para acabar incidiendo en nuestro interior.

Pero, sólo las relaciones son los verdaderos maestros. Caminar se aprende andando. Aprender a relacionarnos de una forma más sana, desde el amor, se aprende con el espejo potente del otro. Amar se aprende amando.

Por otro lado, el cuerpo es nuestro guía más sincero y efectivo porque es quien sabe lo que queremos. El cuerpo no engaña. La escucha interior de lo que sentimos nos da las respuestas que necesitamos y que nos empeñamos a veces en que nos den fuera. Tuvimos siempre dentro y cerquita la solución.

Tanto en los Círculos de Hombres y Mujeres, como en los Retiros Urbanos que organizo, el trabajo corporal integrativo es un medio para profundizar en el autoconocimiento y conexión,  a través del otro y con el otro, desde la escucha interna y la escucha activa hacia el otro.

Escuchar nuestro cuerpo es el camino para empezar a escuchar nuestra alma. Apreciar que las relaciones nos muestran lo que no queremos ver de nosotros mismos es toda una revelación.

Cuando nos damos cuenta que el tema de la pareja y el dinero tienen conexión porque son reflejo de la relación que tenemos con nosotros mismos 

La pareja y el dinero son fruto de la relación que tenemos con nosotros mismos a diferentes niveles. Aunque existe un decalaje en el tiempo, ya que nuestro interior se manifiesta en un tiempo posterior a nuestra preparación interna.

La Pareja, la tengamos o no en este momento, es el reflejo de cómo nos movemos en las relaciones íntimas, reflejo potente de nuestra propia relación con nosotros mismos. El dinero, es el resultado de la relación que tenemos con el mundo. Según cómo nos mostremos, desde dónde y qué aportemos al mundo, éste nos lo devuelve en forma de dinero.

Por otro lado, el chakra donde se ubica el sexo es el mismo que el del dinero, es el de la raíz. Allí se sitúa la abundancia. Es lo que nos permite vincularnos con la tierra.

En relación con el dinero, organizo charlas y talleres de “Cómo mejorar mi economía” que podéis consultar en los eventos desde tuluzpropia.net.

Juntando cielo y tierra, planteo la forma de relacionarnos con el dinero. Cielo para trabajar creencias y gestión consciente de ingresos y hábitos que nos permitan atraer el dinero a nuestra vida, y hábitos y educación financiera para que de forma práctica empecemos a sanear e incrementar paralelamente nuestra economía.

“Cuando veamos y aceptemos nuestra grandeza, sólo tendremos que seguir la luz del sendero de nuestro propio camino” Olga Martínez Mora

Estoy a vuestra disposición para cualquier aclaración o tema que queráis tratar.

¡Hasta pronto!

Un abrazo

Share this post

Leave a Reply


X