Mejor que de Armani, vístete de ti.

No existen formas de vestir “buenas”, ni “malas”, aunque los cánones de belleza establecidos se empeñen en inculcarnos otra cosa. Solamente existen formas de mostrarnos a los demás diferentes.

¿Aprovechamos la imagen como forma de manifestación de lo que somos realmente o lo hacemos de forma inconsciente?

¿Cómo elegimos la ropa? ¿la escogemos nosotros o alguien querido? ¿la elección es nuestra o del entorno?

¿Sé los colores que me favorecen o me potencian?

¿Me gusta de verdad este look que llevo natural con bambas o en realidad busco la aceptación de todo el mundo? Los trajes que llevo, ¿tiene sentido que los use la mayor parte de mi vida si me incomodan? ¿Existen otras posibilidades? Me encantan ver en otros estampados de flores, adornos, collares, sombreros, pero ¿dónde voy yo con esas pintas? ¿Cuál es mi estilo?

La imagen es puro reflejo del inconsciente. La vestimenta se hace consciente cuando refleja nuestro interior, que paradójicamente, es en su mayoría inconsciente. La comunicación más potente es la no verbal: expresión, actitud, estética.

No te conformes con un Armani que no elegiste tú, vístete de ti.

Lo más favorecedor que podrás encontrar será lo que elijas tú desde tu autoconocimiento. Sacar la belleza es exteriorizar nuestra autenticidad.

Todo esto requiere compromiso, hábitos, trabajo, cambiar nuestra perspectiva. Ser uno mismo y aflorar nuestra propia estética no es sencillo en un mundo donde nos intentan estandarizar y controlar bajo un consumismo y una sumisión social y política disfrazada de libertad.

La rebeldía consciente, la que nos lleva al Cambio, esa es la que tiene sentido. ¡No nos enganchemos a una crítica de lo establecido sin proponer ni construir nada a cambio! ¡Empecemos por redescubrir nuestra verdadera imagen, esa que nos hace brillar los ojos y respirar paz por dentro! No nos garantizará tranquilidad ni felicidad eternas porque no sería vida, pero sí la satisfacción de ser fiel a uno mismo, a los de nos rodean y al entorno.

Esta forma nos hará crecer, sentirnos vivos en plenitud y aportar nuestra valía al mundo.

Pregúntame cualquier cosa que te interese. Ven a “Cafés y tés con Olga”, quiero saber tu opinión y tratar lo que te pueda inquietar, con nuestra taza calentita en la mano.

¡Hasta pronto guapísimas / guapísimos lectores!

Un abrazo tierno y fuerte,

Share this post

Deja un comentario


X