Para hacer la carta a los reyes hay que tener la valentía de pedir

¿Por qué queremos pareja? ¿Para qué queremos pareja? El planteamiento y la respuesta honesta a estas preguntas nos darán la información del tipo de pareja que tenemos o tendremos, y de los motivos verdaderos que nos mueven a ello.

Si nuestras necesidades son casi exclusivamente físicas, no porque queramos sólo sexo, sino porque sólo confiamos que eso obtendremos, no nos extrañemos de que justo eso nos ofrezcan.

Para hacer la carta a los Reyes hay que tener la valentía, la autoestima, el autoconocimiento y la confianza en la vida de pedir y sentirnos merecedores del regalo más bonito, de un amor para dar y recibir, de un amor libre que nos nutra, que nos vea como somos y saque nuestra mejor versión y a la vez que abrace nuestro lado más oscuro porque sabe por pacto tácito que nosotros ya lo hacemos también en dos direcciones: hacia nosotros mismos y hacia él. No es necesario esperar a enero para hacer la carta a los Reyes. ¡Sé que enero nos pilla un pelín lejos! ¡No me he despistado! La magia dura todo el año siempre que creamos en ella, desde la serenidad de lo atemporal y desde el poder de la nobleza.

Sólo hay un límite para pedir. Para que la relación sea posible, duradera y sana, pidamos lo que antes sentimos y tenemos, para amar desde la complementariedad, no desde la necesidad.

Os propongo hacer una lista de las cualidades y características de vuestra pareja actual o de vuestra pareja futura, para crear puentes de unión, para valorar y sentir conexión. Describid los detalles más pequeños que os vengan a la cabeza. Sed curiosos e imaginativos. La intención y el sentimiento nos fortalecerá. Buscad el lugar y el tiempo ideal para vosotros. Mi templo es frente al mar y suelo elegir cuando estoy sola por la mañana. Un tiempo adecuado es dedicar tres horas seguidas para que los dos hemisferios, izquierdo y derecho, tengan voz y nos muestren lo que quiere nuestra mente, nuestra alma y nuestro cuerpo.  Después de bailar, después de meditar, también es un momento idóneo para escribir porque la mente pierde peso y es nuestro interior el que se expresa con libertad. ¿Dónde te imaginas escribiendo sobre cómo es tu pareja o como será sin prisas? ¿Qué día lo vas a hacer?

Soñar no es de ilusos, sino de sabios cuando se pone intención, mente, cuerpo y corazón.

 

Share this post

Comment (1)

  • Julio Reply

    Olga, te felicito por la publicación. Muy cierta, real, y a la vez sencilla y al alcance de todos.
    Plasmas las realidad de lo que todos queremos, pero que no somos capaces de pedir.
    Yo creo que cada dia del año, puede ser el 5 de enero.
    Gracias.

    04/06/2018 at 8:12 pm

Deja un comentario


X