Sueña, planifica, concreta,…

Aún a riesgo de resultar un poco plasta, no puedo remediar decirles a las personas que se me cruzan por mi camino que sé que tienen ideas, que son inteligentes y empáticos, que no dejen de soñar, de planificar y de concretar, escribiendo y plasmando todo para ir asumiéndolo como suyo, para certificar internamente que lo que desean es algo posible, y dejar así libre la imaginación. De esta manera la creatividad puede campar a sus anchas y conectarse con sus deseos, sus recursos, su voz interna.
Sueña, planifica y escribe para concretar, poniendo fechas a lo que quieres conseguir en tu vida y desarrollando lo que guardas en tu interior. Así es más fácil vencer a los miedos, que nos protegieron en el pasado y que ahora nos pueden sabotear, si se lo permitimos.
Hace unos días, un antiguo amigo me decía en una conversación: “Estás más loca que antes” y yo le contesté: “Sí tienes razón pero, ¿sabes una cosa? Me gusto mucho más ahora”. Suéltate la melena, permítete ser quien quieres ser. Desencorsétate, muéstrate tal cual eres en todos los ámbitos de tu vida. Acéptate con tus muchísimas virtudes y tus defectillos. Y sobre todo confía plenamente en ti, y así confiarás en los demás y en la vida.
La ilusión y la pasión no provienen de las circunstancias, tú eres quien las alimenta. Tú creas tu realidad. Asume la responsabilidad de tu libertad. Ja ja, esto me recuerda a una frase de spiderman: “Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Pues eso, tú tienes el poder de hacer de tu vida lo que quieres, pero ¡ay amigo! a cambio tienes que asumir la responsabilidad de cambiar y alisar el camino, para que las cosas sucedan.
Así que busca tu niño interior y siéntete como tal, con la inocencia del que disfruta de la vida y diluye los miedos entre juegos y risas. Compórtate de una forma un poco loca, porque ¿qué es ser un poco loco? Pensar, sentir y actuar diferente a los cánones sociales, pues ¡larga vida a los locos que se permiten hacer las cosas sin copiar lo estipulado socialmente a pies juntillas! La niñez y ese punto loco de “insensatez” te conducirá a conectar contigo mismo, a ser coherente con tu sentir, y así pensar y diseñar lo que realmente quieres, para una vez focalizado, ejecutarlo después. Vive a tu manera, como la canción de Frank Sinatra. No dejes que nadie te haga vivir según sus criterios. Duda de todo lo que no sea tu voz interior, ¡duda de lo que yo publique! Lo que te conviene proviene de ti. Tú eres tu mejor amiga/amigo y el único que sabe lo que realmente quieres. Cuando conectas contigo mismo, y diseñas tu vida sintiéndola de verdad, no podrás hacer otra cosa que pasar a la acción.
Sueña, planifica, concreta…, siente lo que piensas, deja que la pasión venza tus miedos, y así realizar tus deseos será dulcemente inevitable.

¡Hasta pronto guapísimos lectores!

Un abrazo bien fuerte

 

Share this post

Deja un comentario


X